Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

Sudáfrica, la bomba de relojería del hemisferio austral

  Cyril Ramaphosa (izquierda), Nelson Mandela (centro) y Jacob Zuma (derecha), futuros Presidentes de Sudáfrica, 1991. udáfrica vive un régimen conformado en torno al fin del apartheid, el sistema que segregó en bantustanes (tierras de los pueblos bantúes) a multitud de etnias desplazadas en territorios autónomos o semi-independientes. El equilibrio del país es imprescindible para mantener la estabilidad en el África austral, dado que actúa como pivote regional, al estilo de otros países en distintas épocas como Etiopía, Nigeria o Libia en sus respectivas áreas. El centro del África austral: El dominio sudafricano de la región durante el apartheid supuso la presencia de un sistema segregacionista y dominado por élites que impusieron su dominación expulsando a numerosos grupos a reservas conformadas para tal fin. Los brazos de Sudáfrica se extendían dentro de su territorio, pero también fuera con la dependencia de Lesoto, Suazilandia (actual Esuatini) y Botsuana de las dinámicas económi

Entradas más recientes

Pacto Ribbentrop-Molotov, el causante de décadas de miseria en Europa.

El impacto de la II República sobre la economía española